Páginas vistas en total

jueves, 15 de junio de 2017

40 AÑOS NO ES NADA

Nos están contando, que hace 40 años, quiso llegar a España la Democracia...Democracia o gobierno del pueblo. Esto fue lo que nos quisieron vender, pero hoy, parece que en nuestra España, quién manda, es más bien la burrocracia, hemos visto como una vez unos y luego los otros, se han servido del poder, para insultar, para robar, para hacer leyes convenientes para los que mandan, sin importarle a nadie, que los demás mueran de hambre, de necesidad. o de ignominia, llegando a hacer prostituirse en las más tristes hambres y humillaciones, a los que no confiesan con sus religiones políticas.
Después de 40 años, el pueblo va abriendo los ojos y se da cuenta de que el hambre, la han traído los que han robado con impunidad y sin miedo, los que cada día se ríen de los españolitos, Y quienes sin haber empezado sus carreras con el dinero del trabajo, vieron como día tras día, sus fortunas, se iban multiplicando y les era permitido hacer viajes a los paraísos fiscales, para engordar las cuentas de sus partidos políticos y las suyas propias.
Ayer, mientras unos pretendían mandar de vacaciones a Don Mariano Rajoy y con él a toda su partida. Una joven "podemita" (quién sacaría este nombre tan feo) harta de ver lo que hacían nuestros gobernantes, tuvo la paciencia de ponerse a contar la cantidad de denuncias que nuestros Juzgados, tienen para juzgar. Al parecer y hasta el día que terminó de buscar tan  malolientes casos y cosas, se dio cuenta de que eran sesenta y cuatro a los que no se les ha puesto sentencia.
Hoy, el muy ilustre don Franciasco Granados ha sido mandado a su casa. Tal vez, la guardia civil, asustada de lo que le va a hacer el nombrado don Franciasco, ha decidido pedirle perdón antes de que se enfade y haga que los jubilen antes de tiempo.
Hoy, en el mismo hoy de don Franciasco, los españolitos de a pié. Y quizá a la olor de la sardina, nos damos cuenta de que 64 tapaderas sin sentenciar, y tantos y tantos políticos ricos, sin saber de dónde les llegó la riqueza, son muchos para seguir esperando que ellos mismos lo arreglen todo.
Antiguamente, a los ladrones convictos y confesos, se les hacia devolver lo robado y se les castigaba con fuertes castigos para que no lo pudieran volver a hacer y tuvieran tiempo para arrepentirse. A los que no devolvían lo robado, eran colgados de lo más alto de la ciudad, para que sirvieran de ejemplo a los que se les pudiera pasar por la cabeza repetir, mientras sus huesos, eran comidos por los buitres.
Ayer una joven. Irene Montero Pareja (al parecer del Sr. Iglesias) nos abrió los ojos y aunque luego estuvo a punto de ser ofendida por un individuo que se coló en el Congreso ( me niego a pensar, que pudiera pertenecer a ninguno de los partidos, ni siquiera incluyendo a los más chorizos) dijo lo que su madre no le hubiera consentido, por muy mala que fuera.
Hoy la noticia, es que cada año, se pierden sesenta millones de Euros, sólo de los fraudes que se le hacen a hacienda, (que al parecer deberíamos de ser todos) con ese dinero, podrían vivir muchos de los viejos jubilados a los que para poder seguir robando, les siguen subiendo las pensiones el 0,25% para que se mueran antes y así, no tenerles que pagar nada, Mientras ellos dejaron sus juventudes en sus puestos de trabajo cotizando y no pensando que además de robarles, se les iba a acusar, de ser gravosos para los que hoy llegan al trabajo, sin encontrar un empleo.

Desde hoy, voy a plantearme cada día a quién votaré y que haré al que me vuelva a engañar.  Políticos si (que sepan hacer su trabajo.) Chorizos ¡¡NOOO! los chorizos todos colgados en las carnicerías

No hay comentarios:

Publicar un comentario